México ante la posibilidad de hacer historia en Toulon

El Torneo Esperanzas de Toulon es sin duda una de las citas entre Selecciones con límite de edad de mayor prestigio y antigüedad que se disputa en Europa.

El Torneo Esperanzas de Toulon es sin duda una de las citas entre Selecciones con límite de edad de mayor prestigio y antigüedad que se disputa en Europa. Se jugó por primera vez en 1967 (entonces con clubes no con selecciones), aunque la segunda edición no se efectuó sino hasta 1974, y desde entonces se ha desarrollado anualmente de forma ininterrumpida, siendo México uno de los constantes “invitados”. Normalmente se trata de un festival entre equipos con futbolistas menores de 21 años (algunas veces incluso sub-20), aunque en años olímpicos ocasionalmente se ha permitido que participen equipos Sub-23. Esa variación no ha alterado el discreto desempeño que México siempre ha tenido en este certamen, en el cual se presentó por primera vez en la edición de 1975, y jamás ha podido ser campeón e incluso ni siquiera ha sabido clasificarse a la Final, y eso que en el peor de los casos para colarse en ella sólo se  necesita superar dos rondas eliminatorias (la de grupos y las Semifinales). Ningún país participó tantas veces en Toulon sin ser capaz de llegar a la Final, en la cual hubo 21 distintos nombres, entre ellos los de selecciones como China, Suecia, Chile o Dinamarca. En las 18 participaciones previas –la actual es la 19- lo mejor que México obtuvo fueron apenas dos terceros lugares, en 1976, con Alfonso Portugal oficialmente en el timón (aunque Diego Mercado era el DT), y en 1997, con José Luis Real. En cambio, en un tercio de esos antecedentes (6 de 18) el TRI quedó ubicado en el último o penúltimo lugar entre los ocho concursantes. Por eso en el balance global, el TRI contabiliza muchas más derrotas que victorias, y eso que en este torneo ha estado representado por la mayoría de sus mejores futbolistas, como Hugo Sánchez (1975 y 1976), Javier Aguirre (1978), José Manuel de la Torre (1984 y 1985), Alberto García Aspe (1985), Jorge Campos (1988), Claudio Suárez (1988), Oswaldo Sánchez (1993), Luis Pérez (1999), Jesús Corona (2000), Guillermo Ochoa (2005), Jonathan Orozco (2006), Héctor Moreno (2006) Hugo Ayala (2006) y Ulises Dávila (2011), entre muchos otros. En la presente edición (2012) gracias a la notable productividad goleadora de Marco Fabián, que ya rompió todos los récords mexicanos en este evento, el equipo de Luis Fernando Tena ha superado la fase de grupos luego de dos triunfos y un tropiezo, clasificándose a Semifinales por sexta ocasión. Cuando se mida mañana miércoles a Holanda el Tri estará en posibilidad de hacer historia y romper con los nefastos antecedentes, ya que en la ronda de los cuatro mejores nunca se pudo conseguir el pase a la final, al caer en las ediciones de 1975, ante Argentina (0-1), en 1992 vs. Portugal (1-5), en 1999 frente a Colombia (0-1), en 2005, sucumbió 0-1 con Portugal y en 2011 cayó con Colombia (1-2). Particularmente ante Holanda, México jugó cuatro veces en el historial de este torneo; ganó una vez, cuando se impuso por 2-0 en 1976, empató en otra, 0-0 en 1997, y perdió dos veces, 1-2 en 1978 y 0-1 en el 2006. Entiendo que este torneo es apenas preparatorio de cara a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, pero no estaría mal intentar mejorar el pasado y obtener este trofeo, que se ha quedado en manos del anfitrión en once ocasiones. Lo que parece seguro es que Marco Fabián se quedará con el título de goleo individual (lleva  6 goles y sus más inmediatos perseguidores sólo dos), el cual, entre otros ilustres futbolistas lo consiguieron los franceses Thierry Henry y Jean Pierre Papin, el inglés Alan Shearer, el búlgaro Luboslav Penev, el argentino Diego Buonanotte, los portugueses Rui Costa y Nuno Gomes y el colombiano Tressor Moreno.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas