Profeta en otra tierra

Ellos buscan trabajo serio, experiencia y recambio. En México lo tenían medio "congelado", pero el futbol le presenta una nueva gran oportunidad.

Ellos buscan trabajo serio, experiencia y recambio. En México lo tenían medio "congelado", pero el futbol le presenta una nueva gran oportunidad.

Carlos de los Cobos se convertirá en el Director Técnico de las Selecciones Nacionales en El Salvador. Un hombre del que ya hemos destacado, fue movido de la Sub-23 mexicana por Ricardo La Volpe, y quien a nivel de clubes, vio reducidas las ofertas luego de cometer el inconcebible pecado de "reclamar sus derechos y su pago". De los Cobos, buscó por todas las instancias cobrar un adeudo pendiente al América  -en su última etapa en la Institución de Coapa-  lo cual le entregó meses después, su dinero en el bolsillo, aunque caras largas y gestos de inconformidad entre los directivos.

Carlos fue la pieza armadora de la última generación consolidada de nuestro balompié (la Sub-23 de los Olímpicos de Atlanta 96) con Cuauhtémoc Blanco, Juan Francisco Palencia, Pavel Pardo, Duilio Davino, "Cabrito" Arellano, Germán Villa, Oswaldo Sánchez, José Manuel Abundis, Raúl Rodrigo Lara, Manuel Sol y Rafael García.

Quizá esas cualidades las quieren desarrollar ahora en un país muy futbolero pero que ha sufrido una clara crisis. En El Salvador, quieren vivir por tercera ocasión la experiencia mundialista. México 70 y España 82, son los únicos antecedentes en la máxima fiesta del balompié. Hace más de 20 años que no vibran, dos décadas en las que no han visto surgir a otro "Mágico" Gonzalez (máxima figura del futbol salvadoreño y estrella del "Submarino Amarillo" en el Cadiz español de los años 80).

Los dirigentes de este país centroamericano confían en que De los Cobos los vuelva a ordenar y hacer trabajar, y por qué no, a desarrollar talentos, buscando nuevos "mágicos" que provoquen alegrías futboleras a un pueblo ávido y un triunfo que catapulte la carrera de un hombre 100 por ciento futbol. Ojalá (para el país hermano) que alcancen el éxito y se cuelen a Sudáfrica 2010 (aprovechando los benevolentes tres boletos y medio). Ojalá que los salvadoreños vuelvan a mostrar garra y coraje en las eliminatorias. Ojalá que Carlos de los Cobos se reencuentre en la posición que rinde frutos. Ojalá que en México nos acordemos de los que han hecho bien las cosas, para continuar la evolución de una escuela neta, propia de directores técnicos aztecas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas