Carne de cañón

Ahora todos se rasgan las vestiduras en lugar de reconocer el grado de responsabilidad por lanzar a un cordero al 'matadero'.

Ahora todos se rasgan las vestiduras en lugar de reconocer el grado de responsabilidad por lanzar a un cordero al "matadero". Las voces que lo erigieron como una estrella deberían también sentirse culpables tras la decepción por quedar fuera de un Mundial. Siendo honestos, la desvinculación de Jonathan del Tri, era más viable incluso que su consolidación como futbolista dentro de una Copa del Mundo. Apenas ha jugado 2 partidos en la Liga Española (que sumados a los 2 de la Copa del Rey y unos cuantos instantes en la Champions, completan un poco deslumbrante currículum dentro del primer equipo del Barcelona FC). Jonathan aún no merece quitarle el lugar a nadie para asistir a un Mundial, porque todavía no se gana sitio alguno dentro del escaparate futbolero. Claro que existía una posibilidad de convertir ese sueño en realidad, aunque me parece que ese anhelo había sido más provocado por el mismo entorno. Una lesión en el cuadríceps en abril pasado, alejó a este joven de las canchas durante 3 semanas. Aún así, Javier Aguirre lo llevó a la gira europea (y aquí debía entrar el verdadero cuestionamiento, ya que a mi nunca me pareció justificada su inclusión en lugar de hombres como Pável Pardo o Antonio Naelson, por citar sólo dos ejemplos). Reitero lo que aquí escribí hace unos meses cuando me referí a Jonathan dos Santos: Sólo las grandes potencias pueden darse el lujo de llevar a sus jovencitos sólo a "empaparse" de experiencia, porque cantidad y calidad les sobra. México está obligado a presentar sus mejores armas. Esto lo digo por los ejemplos como el de Argentina que dejó a Messi probar la presión en el 2006, o el de Brasil llevando a Ronaldo sin jugar en 1994. Y a veces ni eso. Les comparto la sorpresa que me llevé el pasado fin de semana, cuando charlé con Alexandre Pato. Un delantero que apenas siendo adolecente fichó para el Milán, sólo que por reponerse tarde de una lesión en el tendón se quedó fuera de la lista definitiva de Dunga. Pato me dijo sincero, "estoy triste por quedar fuera, aunque respeto y apoyo al Mister Dunga, él sabe mucho y les deseo la mejor suerte. Yo ahora ya estoy jugando otra vez pero debo prepararme para la próxima oportunidad. Desde acá creo igual que Brasil puede ser campeón en Sudáfrica". Alexandre Rodrigues da Silva "Pato", también tiene 20 años de edad, aunque con casi 80 juegos y más de 40 goles anotados con el primer equipo del cuadro rossonero. De él se esperaba mucho en Brasil y sin embargo no hubo dramas al verlo sin oportunidad de pelear un lugar. La expulsión de Jonathan dos Santos de la Selección Mexicana al estilo "Big Brother", es diferente (aunque también se trate de un joven de la misma edad), resulta más penosa por la forma en la que esta vorágine futbolera en México se entrometió en su vida y su crecimiento. Jonathan cumplía disciplinado con un proceso dentro de una de las canteras mejor trabajadas del planeta y en tan sólo unas cuantas semanas su visión dio un giro total. Ánimo Jonathan, yo también creo que cualidades de sobra las tienes, aunque no me atrevería a asegurar -como muchos sí lo hacen- que en este difícil camino del balompié internacional triunfarás (ojalá así sea). Lo único que te puedo recomendar, es que aprendas de los errores ajenos (y muy cercanos) y no exijas un lugar que aún no te corresponde. Mejor cumple tu proceso –que ya quisieran muchos- con el Barcelona. El futbol se demuestra en la cancha, no en los deseos ni la imaginación.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas