¿Tú cómo vivirás el Mundial?

Desde que me acuerdo, ha sido el evento que me provoca mayores emociones (nerviosismo, ansiedad, alegría y tristeza).

Desde que me acuerdo, ha sido el evento que me provoca mayores emociones (nerviosismo, ansiedad, alegría y tristeza). Para los "locos" del futbol, es nuestro clímax. Para todos los demás, es el gran pretexto para festejar, hacer de la euforia general una fiesta propia. Aquí destacamos siempre el contexto futbolero, los elementos que componen al deporte más hermoso: jugadores, entrenadores, directivas, aficiones, tácticas, decisiones, aciertos y errores, aunque habría que recordar que sobre futbol hablamos todos (hasta los que no lo viven con tanta pasión, entendimiento o detenimiento), porque es la actividad universal del ser humano. En Sudáfrica, las 32 selecciones disputarán sobre la cancha el trofeo más codiciado y los miles de aficionados (visitantes y locales) vibrarán con lo que "insitu" suceda, pero aún mayor será la forma en la que miles de millones de personas "externas" también serán parte de este acontecimiento histórico (porque cada Mundial hace historia). Vamos dividiéndolo en partes:   Por un lado, la Selección Mexicana, foco central de nuestra atención (como mexicanos). La oportunidad de mejorar, de hacer patente que en nuestro país tenemos muchos años queriendo dar el salto de calidad. Este Tricolor que deberá dejar a un lado la tension para mejor demostrar de lo que está hecho. Este conjunto que pese a todas sus vicisitudes, se reporta listo para conseguir su mejor papel sobre el terreno de juego.   Ya mucho se ha hablado sobre los jugadores de esta Selección Nacional: Por primera vez presentando a una decena de futbolistas con experiencia europea, aún cuando han sido irregulares en su desarrollo (la mayoría sin aduenarse de la titularidad con sus equipos en el Viejo Continente). Se ha destacado la "generación dorada" después de la proeza de la Sub-17 en el 2005. Se ha escrito y dicho sobre nuestro hombre más talentoso quien vive sus últimos momentos sobre las canchas a sus 37 años. Sobre la incógnita en la portería. Sobre los "cortados". Sobre los que mejor andan. Y se tiene por entendido que la falta de gol no ha aquejado durante mucho tiempo atrás (no sólo este proceso). A pesar de ello, y después de criticar muchas de las "formas" de la gente de pantalón largo en nuestro balompié, hoy a sólo horas de escribir la realidad en la cancha, creo convencido que México llega mejor que muchas otras selecciones. Creo que el trabajo tan "chillado" de los dos meses de concentración previo está demostrando que resultó una buena idea. Y sin ánimo de "echarle porras" a nadie, ni de albergar falsas esperanzas, me parece que este Tricolor llega "bien enchufado" fisica y mentalmente (y de pilón, yo sí coincido con el "Vasco" Aguirre en que el estilo de juego basado en la disciplina táctica, concentración, fuelle y entrega, está dominado, porque resulta la "marca registrada" de los 23 elegidos y del entrenador actual). Yo no sé hasta dónde alcance, pero puedo asegurar que lo mejor que tenemos, lo mostraremos a partir del próximo viernes. Por otra parte, los 20 mil aficionados que viajarán, sumados a los muchos representantes de las empresas involucradas (contando Medios de Comunicacion) y que están igualmente enfocados a lo que ahí perseguirán: oler, palpar y testificar lo que acontezca en el punto territorial más famoso del planeta en las sigueintes cinco semanas. Por ultimo, (y no menos importante) estarán los 110 millones de mexicanos, que a lo lejos organizarán su vida alrededor del Mundial numero 19. Los que vibrarán, rezarán, llorarán (y no necesariamente de tristeza) por la forma en la que esta Copa se desarrolle. Los que sin estar ahí se sentirán cercanos. Los que sin saltar a la cancha imaginarán tocar la pelota, disparar a gol o atajar un remate complicado. Los que sin recibir el uniforme oficial vestirán orgullosos la casaca nacional. Los que -de corazón- enviarán las mejores intenciones, abrazados con el vecino gritando gol o sufriendo la derrota. Los que después del 11 de julio entenderán que aunque su vida trascurrirá igual, el sabor no será como el de antes.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas