Enseñanzas y moralejas

En los últimos 16 años al entorno futbolero en nuestro país le ha costado trabajo reconectarse después de la participación del Tricolor en la Copa del Mundo.

¿Qué pasará después de la decepción mundialista para los mexicanos?

En los últimos 16 años, al entorno futbolero en nuestro país le ha costado trabajo reconectarse después de la participación del Tricolor en la Copa del Mundo aunque ahora, a diferencia de otras ocasiones, esta eliminación en Octavos de Final fue  fulminante y más dolorosa por las expectativas creadas previo a la justa (en esa bipolaridad cada vez más común de nuestro ambiente).

En poco más de 2 semanas iniciará el nuevo torneo de Apertura, esperando levantar el nivel del último año que fue uno de los más bajo en las últimas dos décadas. Una vez más, los nombres de nuestros campeonatos no tienen mucho que ver con los momentos, climas y estaciones. Cuando los llamaron Invierno, corrían el Verano y Otoño; cuando les tocaba ser Verano, las estaciones eran Invierno y Primavera. Ahora durante el próximo semestre que conmemoraremos los 200 años de Independencia y 100 de la Revolución, en lugar de nombrar al campeonato Bicentenario (como el anterior) lo vuelven a denominar Apertura, que  recuerda el estilo partido en dos de nuestro campeonato (primer error que debería corregirse, para volver a un campeonato anual que provoque mayor continuidad y trabajo en todos los sentidos).

Las Chivas, buscarán próximamente su pase a la Final de la Copa Santander Libertadores , y ese partido ante la U de Chile volverá a amalgamar a nuestra afición.

Se avecina el partido entre México y España para conmemorar las fiestas patrias en nuestro país y aún no existe una base del equipo nacional, no hay relevo en la Dirección Técnica; además la base europea de jugadores mundialistas estarán concentrados en arrancar motores con sus equipos, lo que invita a pensar que nuestra Selección será sólamente de “locales”. Una vez más, los compromisos comerciales han sido intocables, y creo que alrededor del juego se creará una nueva atmósfera para que la gente lo consuma.

Hablando del próximo entrenador nacional, aunque parezca que no hay urgencia para elegirlo, a mí me parece que sí. Yo creo que cuanto antes, mejor. Me parece necesario que se plantee un plan de trabajo y que se eche manos a la obra.   Ya nos dimos cuenta de que cuando mejor nos va, es cuando más tiempo para trabajar tenemos. La famosa continuidad que tanto se menciona y tan poco se ejecuta en nuestra industria futbolera.

Creo que ya a estas alturas, no deberíamos tragarnos eso de “cambiar la mentalidad”, de “traer a un maestro”, de elegir al que nos “cambie la historia”.  Esta claro que si de alguna forma podemos avanzar, es sólo trabajando, y para eso hay que empezar de inmediato.

A mí, el que más me convence para eso es el Chepo de la Torre. Un hombre con carácter, conocimiento y moral. El que jugó muy bien y ha dirigido mejor. El que trae escuela y al que parece no temblarle la mano. A el habría que presentarlo a la brevedad (y de paso darle oportunidad al Toluca para conseguir a otro que los mantenga como el equipo grande de la última década).

Y de pilón, y si de técnicos hablamos, acuérdense que el más importante de nuestra baraja, está apunto de cumplir 94 anos de edad. El que más mundiales estuvo con México, el que más títulos festejó. El verdadero maestro de los grandes (Lapuente, Cárdenas y compañía). Ojalá que para este próximo 11 de Agosto, nuestra querida Federación por fin reconozca como se merece a don Nacho Trelles.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas