¿El mejor o el más regular?

La desesperante irregularidad de nuestro balompié nos ha hecho confundir términos al comparar jugadores o equipos, ya que acostumbramos catalogar como mejor a lo más estable.

La desesperante irregularidad de nuestro balompié nos ha hecho confundir términos al comparar jugadores o equipos, ya que acostumbramos catalogar como mejor a lo más estable. ¿Quién tiene mayor calidad cuando de futbol hablamos? ¿Será que la escasez de elementos sobresalientes nos está orillando a emitir juicios conformistas o equivocados? Ya resulta normal entender los “bajones” de los equipos en nuestra Primera División. Un club puede jugar un gran partido el Domingo y presentar una cara completamente distinta al Sábado siguiente.  Lo peor es cuando lo disculpamos argumentando “fue una mala tarde”. Si revisamos las Ligas de élite observamos que los equipos importantes suelen ir de menos a más. El jugar bien no lo limitan a 5 ó 6 partidos por temporada. Y si le echamos un ojo a otros deportes, es aún más evidente: En el béisbol si cabe el término “slump” cuando los equipos juegan diario (y en ocasiones doble cartelera en un mismo día), 162 juegos de temporada regular permiten entender que en una o varias ocasiones los jugadores estén cansados, desconcentrados o bajos de motivación. En el basquetbol  y sus 82 partidos de temporada, se aceptan esos bajones que igual cobran factura. En nuestro mini campeonato futbolero sólo son 17 jornadas, y de los 18 clubes, cuando mucho 5 pueden presumir más del 50 por ciento de efectividad, todos los demás navegan en aguas espesas, densas y mediocres. Por ejemplo en este Clausura 2011, los Pumas han sido los más constantes, los que más puntos han sumado y los únicos que no han sufrido derrota, pero me pregunto ¿es la UNAM el mejor equipo del futbol mexicano? A mí sí me gusta como juegan aunque escucho algunas voces que se quejan de cierta monotonía. Creo que están bien “enchufados” y cuentan con jugadores y entrenador de calidad, pero ¿y los otros como Tigres, Cruz Azul, Morelia y Monterrey? ¿No podrían cambiar la historia en la Liguilla? Lo “abierto” del sistema de competencia en México no le ha cerrado la puerta a ninguno, por lo que hasta Jaguares que es colero podría calificar a los Cuartos de Final, y en una de esas si se presentaran motivados con buenos resultados en la Libertadores pudieran ser peligrosos al final. Yo no me atrevería a descartar por ejemplo a equipos como América, Toluca, Atlante, o los mismos Santos o Pachuca porque los 5 en sus mejores versiones pudieran pelear de tú a tú ante el que sea en las finales también (imagínense si en la Comarca se sacuden al “gato negro” y vemos reanimados y reconectados a Oswaldo, Ludueña, Benitez, Quintero, Baloy, el Guty y Juan Pablo Rodríguez). ¿Ser el mejor tiene que ver con la calidad, con la regularidad o con el potencial? Por ejemplo y hablando de casos individuales, en la Selección Nacional hay 5 porteros que se barajan en los últimos meses ¿pero quién es el mejor? Algunospiensan que Ochoa es el que tiene las mejores condiciones y por lo mismo se le deben disculpar las pifias cometidas tanto en el América como en el Tricolor, y entonces dejar de lado a los que ya antes demostraron poder con el paquete: En la Selección, Oswaldo y el Conejo, y a nivel de Clubes, Corona y Luis Michel. Yo creo que nuestro concepto de competencia debe cambiar, y no sólo hablo del sistema que impera en la Primera División, sino en el ambiente futbolero de nuestro país, en la mentalidad. Modificar objetivos, preparación y ejecuciónpara así poder aspirar a llegar a ser mejores. Hasta cuando elegimos a lo más destacado nos fijamos sólo en los últimos resultados: Los Balones de Oro son acaparados en su mayoría por los campeones en turno, ignorando casi por completo lo hecho en las 17 jornadas anteriores (a diferencia de otros deportes en los que el famoso MVP solo compete a la temporada regular). Obvio que al final de un encuentro el marcador es el que manda y al terminar un torneo el que levanta la Copa se lleva la gloria, pero tengo la impresión de que a veces en nuestro futbol provoca terror entregar el 100 por ciento en la cancha (no vaya a ser que después ya no alcance para más).  Urgen mayor intensidad y compromiso para al final poder decir que el Campeón es el mejor y no necesariamente el que menos inestabilidad presentó en estosmini torneos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas