No te pierdas el Mundial

Estamos a tres meses de ser anfitriones de una Copa del Mundo y eso significa en varios sentidos una de las más grandes alegrías y a la vez una seria responsabilidad con marcado compromiso.

Estamos a tres meses de ser anfitriones de una Copa del Mundo y eso significa en varios sentidos una de las más grandes alegrías y a la vez una seria responsabilidad con marcado compromiso para reflejar nuestra estirpe de país futbolero. La más reciente que tuvimos (después de 1970) fue en México 86. Lleno de color, calidad, héroes y anécdotas, aunque 3 años antes habíamos recibido ya la oportunidad de organizar un Mundial con límite de edad y eso significaba una historia diferente (similar a la de ahora con el Sub-17). Era México '83, el Mundial Juvenil que nos traía a las futuras grandes estrellas: Recuerdo como si fuera ayer al México de Nicolás Navarro, Miguel España, Marcelino Bernal y Paul Moreno. El Campeón, fue Brasil con Bebeto, Dunga y compañía que venció a Argentina en la Final con un gol de pena máxima (único tanto recibido en todo el certamen por el arquero pampero Luis Alberto Islas). Los Mundiales con límite de edad, suelen entregar agradables sorpresas, ya que pocos son los que llegan como figuras consolidadas -en su mayoría son noveles talentosos que aspiran a convertirse después en futbolistas de renombre-. En México ya vimos que sí nos alcanza. Con el talento local, una muy buena preparación y una mentalidad triunfadora (infundida por "Chucho" Ramírez y su Cuerpo Técnico) se consiguió el más alto logro, hace 6 años. Hoy, los protagonistas no son Gio, Vela, Juárez, Guzmán o Villaluz, mismos que antes del Mundial de Perú, pasaban inadvertidos (si acaso a Giovani por ser hijo de Zizinho y a Vela por ser hermano de Alejandro, entonces delantero del Guadalajara eran los más conocidos). El grupo que comanda ahora Raúl Gutierrez es compacto, serio y entregado. Cuenta con jugadores muy interesantes aunque parece que lo mejor que tienen es el compromiso de servir en equipo y romperse el alma por su país. La semana pasada tuve el gusto de seguirlos en su paso por la Unión Americana, encabezados por Pepe Vaca (nuevo Director de Selecciones Menores) y obvio por el "Potro" a quien noté con una credibilidad muy alentadora. En este equipo espero que destaquen jugadores como Jorge Espericueta (quien regresó a México después de conseguir un gol olímpico en el Toyota Park), Carlos Eduardo Fierro, José Pablo Tostado, además de Jorge Celada y Daniel Casillas. El Tri Sub-17 consiguió 2 valiosos triunfos ante la Academia del Chicago Fire y frente al prestigioso equipo de Notre Dame (mismo ante el que hace 6 años el Tri Sub-17 había caído vencido 1-0 en el 2005). Hoy a toro pasado, algunos reclaman que el "Chicharito" Hernández no haya estado en la lista final para esa Copa del Mundo del 2005, aunque sin duda los dos grandes orgullos de nuestro balompié en la última década los encabecen tanto Javier Hernández por sí solo, y el grupo que se coronó en Perú (así es el futbol). Yo espero que el Tri Sub-17 triunfe en su país, le deseo la mayor de las suertes a ese grupo de muchachos bien mentalizados, al "Potro", a Vaca, pero sobre todo a México porque esta oportunidad que arrancará el próximo 18 de junio la tenemos que aprovechar. Este Mundial marcará sin duda la vida de esos niños participantes, con suerte será el inicio de prometedoras y estelares carreras en el balompié profesional, y más seguro aún quedará impreso en la memoria de todos nosotros como fieles aficionados al futbol.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas