Año de recuperación

Se termina un año de recuperación para nuestro futbol. A nivel de Selecciones ha sido quizá el mejor de todos.

Se termina un año de recuperación para nuestro futbol. A nivel de Selecciones ha sido quizá el mejor de todos: Con el título en la Copa de Oro de la Selección Mayor, el tercer lugar en el Mundial Sub-20, el título Mundial Sub-17 y la Medalla de Oro en los Juegos Panamericanos. A nivel de clubes se rejuvenecieron dos poderosas aficiones (Pumas y Tigres) aunque la asignatura pendiente se quedó en el Cono Sur (sin relevancia en la Copa Santander Libertadores y la peor participación en la Copa América). A nivel individual, por fin otro atacante azteca, Javier Hernández (que siempre atrae más reflectores que cualquier otra posición) llamó la atención del mundo, 20 años después de que Hugo Sánchez nos pusiera en el mapa internacional.

En mi primera columna de este 2011 destaqué la necesidad de trabajar en equipo y parece que en lo que respecta a futbol se mejoró.

Claro que cada quien ejerce la crítica de diferente manera y con distintos objetivos: Señalando lo equivocado y aportando puntos de vista que puedan incluso sumar para un  beneficio colectivo o disparando dardos sin ton ni son, sólo por llamar la atención y para conseguir beneficio propio -popularidad pasajera-.

En el 2010 tocamos fondo y la recuperación de este año nos hace tener esperanzas (reales no falsas, basadas en hechos no en manipulaciones mediáticas ni rollos inventados) siempre y cuando se continúe esa línea ascendente y trabajadora, apretando y manteniendo las virtudes sin pensar en que ya se logró el objetivo final.

A veces pensamos que encontrar un buen camino nos llevará solos al éxito y la realidad es que el verdadero nivel competitivo se logra al detectar aciertos, generar confianza y trabajar más duro para poder llegar a ser mejores.

A mi sí me da gusto que los dos Campeones de este año hayan sido los Pumas y los Tigres. Uno ha mantenido su esencia intacta pese a los resultados, críticas y ataques (Pumas) y el otro se sacudió la mufa después de 3 décadas de frustraciones, errores, y despilfarro (Tigres) encaminados por uno de los mejores directores técnicos que ha habido en nuestro país (o si así lo prefieren, el que mejor conoce nuestro balompié y a nuestra gente). El “Tuca”, ha sido durante 35 años un hombre de nuestro futbol que respeta y gusta de nuestro estilo sin poses ni soberbias.

Los últimos 4 Torneos de nuestra Liga han tenido a distintos Campeones (Toluca, Monterrey, Pumas y Tigres) y eso me parece más sano que ver sólo a 2 peleando por la cima. Ojo, que yo sigo creyendo que sería un mejor reflejo si el monarca resultara de la mayor cosecha de puntos en la Temporada regular y en un Torneo largo, pero aún así prefiero ver a 4 caras diferentes y sonrientes, mientras otros 4 se quedaron cerca y con la espina clavada (Chivas, Santos, Cruz Azul y Morelia, por ejemplo) o los chicos que se crecen (Querétaro) y los Grandes que entristecen (América) pagando errores propios.   Aquí nadie puede descartar al Pachuca, al Atlante o al mismo Puebla para pelear por algo de trascendencia en el próximo semestre y eso también hace más atractivo a nuestro Torneo.

Creo que por primera vez, desde hace mucho tiempo, ha pesado más (premeditado o no) lo deportivo que lo financiero. Y conste que no creo que uno deba estar peleado con lo otro, pero veo como la organización ha sido mejor a oros tiempos y el respeto al trabajo ha dado resultados más sólidos. Ojalá que el 2012 se siga por ese camino aunque con mayor hambre de triunfos, algo de lo que históricamente carecemos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas