¿La unión hace la fuerza?

Hoy el ámbito internacional sufre el paro laboral que afecta al deporte callejero de los estadounidenses. Así como el futbol es para los mexicanos, el basquetbol significa el día a día para millones..

En México criticamos constantemente la falta de unión entre los futbolistas. La necesidad de crear una figura jurídica que fortalezca a los jugadores como gremio para el momento de los contratos y para no quedar desamparados ante un sistema que parece dar todas las ventajas siempre a los de pantalón largo. Los sindicatos que existen en países del primer mundo futbolístico suelen servir como ejemplo, aunque también en esos grupos y movimientos existen contradicciones que pueden provocar más problemas que soluciones. Hoy el ámbito internacional sufre el paro laboral que afecta al deporte callejero de los estadounidenses. Así como el futbol es para los mexicanos (y casi todos los habitantes de Latinoamérica) el basquetbol significa el día a día para millones de niños y adolescentes en el vecino país del norte, en donde juegan y sueñan. Hoy a más de 130 días de las discusiones por repartir mejor el dinero, los representantes de la unión de basquetbolistas decidieron disolverse al rechazar la última oferta económica de los propietarios de los equipos de la NBA. Se sienten ultrajados, lastimados y denigrados, sentimientos y posturas que se respetan siempre y cuando de verdad sean generalizados. Quizá hay personas que piensan que ellos exageran por las grandes cantidades de dinero que perciben, aunque eso ya será cuestión de enfoques y no es el tema principal de este comentario. Mi duda surge al hacer un balance. Suponiendo que el grupo de presión de basquetbolistas tenga toda la razón, ¿valdrá la pena terminar con una temporada en la liga de baloncesto más seguida a nivel mundial y echar a la borda el objetivo deportivo? ¿Cuántos seguidores quedarán desencantados al no tener NBA este año y cuantos practicantes preferirán hacer el “switch” a otro deporte en un país con tanta oportunidad y versatilidad como Estados Unidos? Hablando de los jugadores en cuestión ¿Qué tan perjudicial resultará este paro para los jugadores en esta temporada? Dentro de las reacciones en los últimos días, muchos ya han expresados dedicarse a otra cosa: Regresar a la Universidad, cambiarse al béisbol o futbol americano, o de plano dedicarse a otras actividades no deportivas como cantar rap, por ejemplo. Estamos en la cuenta regresiva para los Juegos Olímpicos y las principales figuras del mundo basquetbolero sufrirán sin haber llegado de una temporada completa con todas las desventajas que esto significa. Como llegaría el famoso Dream Team, o las figuras de España o Argentina? ¿O de plano esto ayudará para que otros países figuren sobre la duela en Londres? ¿Me gustaría saber cuántos de los basquetbolistas que hoy apoyan este rompimiento continuarán jugando profesionalmente si es que no llega un arreglo para repartir esos muchos millones de dolares y cuantos rogarían para recibir hoy una oportunidad de formar parte de la prestigiosa NBA?   Yo no estoy a favor de los dueños y por supuesto que apoyo a los jugadores que luchan en contra de las injusticias y desventajas, pero tengo mis dudas sobre que tan factibles son todas sus peticiones en una industria como la deportiva en la que cualquiera daría lo que fuera por pertenecer a ella.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas