cochoa

Mucha demagogia deportiva, poco compromiso olmpico

Sbado 30 de Junio del 2012



Ni es el mejor ciclo olímpico de la historia, ni tampoco es la mejor generación de deportistas de todos los tiempos. Ni son los mejores entre los mejores, en el contexto que se dijo, el cual incluye a todos los mexicanos. Exclamaciones como estas se hicieron durante el abanderamiento de la Delegación Mexicana en Los Pinos, y no son otra cosa que pura demagogia. Si fueran verdad, entonces se hubiera comprometido la autoridad deportiva con “la mejor participación de nuestro país” en los próximo Juegos Olímpicos de Londres 2012.
 
Medir la calidad del deporte mexicano a través de las Universiadas Mundiales, que tienen un nivel limitado y no representan de ninguna manera al auténtico deporte estudiantil nacional, que dicho sea de paso es un desastre, o hacer creer que se tuvieron unos exitosos Juegos Centroamericanos de Mayagüez 2010, cuando no se cumplió con el propósito de ganar el máximo de oros de la historia, es simple y sencillamente querer sorprender a quien se deje fascinar y envolver.
 
Los seleccionados mexicanos son deportistas dignos de admiración y respeto. No necesitan que los inflen con discursos que los comprometen a una ficción de resultados, porque la realidad de Londres los alcanzará, y no porque nuestros deportistas sean mediocres o perdedores. No, nada de eso; pero la realidad es la realidad, y estamos lejos, todavía, de alcanzar los niveles deportivos de excelencia.
 
Las razones son muchas y están relacionadas con las políticas deportivas vigentes que tienen que ver con el Estado y la educación. No por el hecho de que la Delegación Mexicana a los Juegos Olímpicos de Londres tenga una cifra superior a los 100 deportistas significa que vamos a tener mayores probabilidades de ganar medallas, no es así de simple.
 
La gran posibilidad para que el deporte mexicano se refleje en el medallero de Londres 2012 son los clavados. Esta es la disciplina real donde tenemos atletas que se pueden subir al podio de vencedores. Cierto, hay otros deportes que podrían hacerlo como el tiro con arco, boxeo, gimnasia y marcha, pero lo fehaciente es que los clavados son los que más certeza otorgan a México.
 
De hecho, la principal posibilidad de presea olímpica estará en la plataforma 10 metros sincronizada, donde la pareja de Paola Espinosa y la juvenil Alejandra Orozco tendrá más oportunidad, que cualquiera de los demás deportistas nacionales, de obtener un metal. La razón es matemática. De las seis parejas que disputarán las medallas, sólo cuatro tienen auténticas  posibilidades de ganar. México competirá con China, Canadá y Alemania. Las subcampeonas mundiales, las australianas, quedaron fuera de Londres en su selectivo nacional y la actual pareja luce muy disminuida y los expertos no le dan posibilidades.
 
La mesa está servida para que Paola gane una medalla olímpica en la misma prueba en la que lo hiciera con Tatiana Ortiz en Beijing 2008. Por su puesto, la mejor deportista mexicana tiene también posibilidad real de conseguir metal en su prueba individual de plataforma 10 metros.
 
De igual forma, la pareja integrada por Germán Sánchez e Iván García, tiene el grado de dificultad y la calidad para subirse al podio en la plataforma 10 metros sincronizada. Ya lo hicieron en una Copa Mundial de Clavados en este 2012, aunque aquí la pelea estará mucho más cerrada con las otras cinco parejas rivales.
 
El trampolín tres metros sincronizado es otro de los eventos donde México tienen opción. La pareja integrada por Yahel Castillo y Julián Sánchez fue tercera en el Mundial de Natación de Shanghaí 2011. Como se sabe, un día antes de la competencia Daniel Islas se lastimó, Julián lo sustituyó  y con sólo un día de trabajo juntos, los mexicanos lograron la medalla de bronce. Todavía no se decide quien será la pareja de Yahel, pero con ambos puede tener una buena participación.
 
Como vimos, los clavados tienen cuatro opciones de medallas reales, y una de éstas más que clara para ascender al podio.
 
Hoy, el taekwondo no es la opción real por la que apuesta México en cuestión de medallas. Esta disciplina tuvo muchos problemas durante un  ciclo olímpico que ha sido de malos resultados, en general, para este deporte que extraña a un dirigente como Roberto Beltrán Ramonetti. Nada nos hace pensar que el TKD cierre con presea olímpica con todo y María Espinoza. No es posible que este deporte se dé el lujo de tener al mejor taekwondoín mexicano, Damián Villa, fuera de la selección titular debido a un mal planeado proceso selectivo. Esto nada tiene que ver con el esfuerzo y el boleto olímpico ganado a ley por Diego García, que estamos seguros ofrecerá una gran pelea en Londres.
 
Por supuesto, estará latente la posibilidad de un Óscar Valdés en boxeo, que dependerá mucho del sorteo que le toque en cuanto a rivales. Así como un Daniel Corral en la gimnasia que podría dar la campanada al hacerse presente ya en el ámbito mundial, o Eder Sánchez, medallista mundial en 2009 en la marcha. Inclusive el fútbol, sin argumentos históricos pero si futbolísticos, podría darnos por fin un metal olímpico.
 
También será una posibilidad de respeto el tiro con arco. Las mujeres han cerrado de gran forma encabezadas por Alejandra Valencia. Mientras que en hombres un Juan René Serrano tiene la calidad indiscutible para alcanzar el podio, a pesar de no vivir su mejor momento deportivo.
 
Este hecho no hace ni mejores ni peores a los deportistas mexicanos que tienen posibilidad real de ganar una medalla con relación al resto de los atletas que también luchan con el mismo esfuerzo y corazón en la Delegación Mexicana. Es una circunstancia del deporte mismo. ¿Quién puede negar la calidad y categoría de competencia de una Vanessa Zambotti en el judo, o un Patrick Loliger en el remo, de un Óscar Soto en el pentatlón moderno, o un Everardo Cristóbal en canotaje o María Fernanda González en la natación?
El hecho de que la medalla esté fuera del alcance físico competitivo, no significa que valga menos su esfuerzo.
 
Aquí, quien midió con medallas el desarrollo deportivo de México en esta administración fue la propia autoridad deportiva que tendrá que medir con la misma vara las medallas que se consigan en Londres en relación con la última participación en Beijing 2008
 
Te invito a seguirme
Twitter: @carlos8a8a
Mail: cochoa@mediotiempo.com



Nota: Las columnas que se presentan en la seccin Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad nica de sus autores y no reflejan necesariamente la opinin periodstica de Medio Tiempo.

Comentarios