La Casa del Deporte Motor

La peregrinación anual a Silverstone ha sido recibida con una de las características típicas de Inglaterra, su famoso clima lluvioso: 90, 40 y 70 por ciento de posibilidades de lluvia...

Llegó el momento de la temporada que tanto significa para el Gran Circo de la Fórmula Uno.

La peregrinación anual a Silverstone ha sido recibida con una de las características típicas de Inglaterra, su famoso clima lluvioso: 90, 40 y 70 por ciento de posibilidades de lluvia fue lo pronosticado para viernes, sábado y domingo y hoy viernes ese pronostico se convirtió en 100%.

Hay reportes que aseguran que las precipitaciones de este año no tienen parangón y esto podría ser un factor más para la de por sí impredecible campaña que hasta ahora hemos vivido.

Silverstone es la carrera del año, especial como ninguna por sencillas razones: su estatus como casa del Deporte Motor y por el conocimiento y entusiasmo de los aficionados ingleses.

Es el lugar donde se vive al máximo la pasión por las carreras y por supuesto, el Gran Premio que todos, equipos y pilotos, quieren ganar, principalmente los británicos.

Quizá como recompensa, estos aficionados podrán vivir una de las mejores carreras de la temporada, no sólo por las características del circuito y el clima, simplemente porque hemos vivido ya suficientes este año que han resultado completamente diferentes a lo que se esperaba previo al inicio del fin de semana.

¿Pero que hace a Silverstone un circuito tan especial para la Fórmula Uno?

Luego de la última de tantas modificaciones que ha sufrido este viejo aeródromo convertido en pista de carreras (primera en recibir una del actual campeonato FIA de F1), ahora tenemos 18 curvas, de las cuales 8 doblan a la izquierda y 10 a la derecha.

De estas curvas, sólo una se toma a menos de 100 km/h y 7 a más de 250 km/h. En carrera, la máxima velocidad, sin utilizar el DRS, es de 310 km/h; la mínima de 85 km/h y la velocidad promedio por vuelta es de 215 km/h.

¿Rápido? pueden apostarlo Es un circuito en el que los pilotos ruedan con el acelerador a fondo el 67% de la vuelta y el mayor lapso haciéndolo es de 13 segundos. (Cuenten e imaginen).

Todo esto, mientras cambian de velocidad 48 veces por vuelta y en la carrera, de completarla, lo habrán hecho 2496 veces.

Y sobre mojado todo un reto, ni dudarlo.

Así que con una lluvia que dejó a los equipos básicamente sin oportunidad de completar sus programas y les obligó a ahorrar llantas para lluvia dado el pronóstico para el resto del fin de semana, hoy tuvimos como el más rápido en la FP1 a Romain Grosjean, aunque uno de los ejemplos de que hay poco de donde sacar conclusiones es que Daniel Ricciardo fue quien hizo la segunda vuelta más rápida.

Seguramente, el piloto de Toro Rosso pondrá una veladora para que las condiciones se mantengan, aunque no sería el único, porque tanto Nico Rosberg como Michael Schumacher quieren lo mismo.

En la segunda práctica libre fue Lewis Hamilton el que dominó las acciones, pero la estrella del día fue Kamui Kobayashi.

El piloto japonés declaró que viene por todo a Silverstone y como Sergio Pérez, Romain Grosjean, Kimi Raikkonen y Michael Schumacher, busca ser el octavo ganador diferente de la temporada.

Kamui dio 35 vueltas bajo las condiciones y esto no es más que indicativo de su determinación; ya solo falta que la promesa de las prácticas y la calificación se haga realidad en las carreras.

Por su parte, Sergio Pérez fue el cuarto más rápido en la primera sesión y quinto en la segunda, mostrando que aunque quizá no sea lo que quiera, el hecho de que llueva no sería un mal escenario para él y su coequipero.

Aquí es donde radica la diferencia del piloto mexicano con el japonés. Mientras que Kamui ha podido sacar mayor jugo a las calificaciones, Sergio ha tenido que depender de estrategias agresivas para compensar el no poder hacerlo.

Pero los resultados han sido mejores para él y bajo las condiciones, habría que recordar Malasia y no olvidar sus actuaciones en Mónaco y Canadá.

Sergio brilla en Silverstone, le gusta y para el Sauber C31 es una buena pista. Hoy confesó que estaba aburrido; así que junto con él esperemos que empiece la diversión.

PD: Momentos de Gran Tristeza

Fue una sorpresa recibir la noticia del terrible accidente sufrido por María de Villota.

En una época en que de los accidentes en la Fórmula Uno, los pilotos dejan sus autos prácticamente quitándose el polvo, María sufrió uno probando en línea recta, ha perdido un ojo y permanece en el hospital.

Triste recordatorio de lo peligroso que sigue siendo este deporte y lo necesario que es mantenerse atento todo el tiempo para evitar al máximo que sucedan cosas como esta.

Afortunadamente, por allá no tapan el auto después un accidente y se sientan a esperar que se olvide lo pasado. Por esos lares se abre una investigación y se llega al fondo del o los problemas.

Poco se sabe sobre lo que provocó el accidente; aunque es evidente que tener la rampa del remolque a la altura a la que estaba, no ha sido lo más conveniente.

Esperemos que la investigación lleve a evitar que accidentes como estos se repitan; pero más importante, que María supere este infortunado trance y pueda retomar su vida al lado de su familia, una familia unida y apreciada por muchos en el ámbito del Automovilismo Deportivo internacional.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas